13/14 abril

web4 

 

 

 

El primer equipo de Molina Basket perdió en su visita a Estudiantes de Cartagena por un ajustado 70-69. El partido, último de la temporada para el Intercon MB, no llegaba en el mejor momento para los molinenses: debido a lesiones y ausencias de diferente índole, Kini Hernández sólo contaba con cuatro jugadores de la primera plantilla en condiciones óptimas. Además, todos los disponibles (Pedro Castaño, Marcos Marín, Javi Aracil y Fran Montoya) configuran habitualmente el juego interior, por lo que equilibrar el equipo resultaba complicado.
 
También viajaron a Cartagena Carlos Moyano y Manu García, aunque muy mermados físicamente. De hecho, Manu no disputó ningún minuto, mientras que Moyano se mantuvo en la cancha hasta que la fiebre (jugó con 39º de temperatura) se lo permitió.
 
Para completar la expedición, se incorporaron cuatro jugadores del Gran Muralla MB, el equipo de Autonómica que la noche anterior había clasificado brillantemente para la Final Four de su categoría. Javi Piqueras, Fran Giménez, Emilio Vicente y Edu Aracil no sólo acompañaron al Intercon MB, sino que se convirtieron en protagonistas del encuentro.
 
A pesar de que Molina Basket no se jugaba nada, el encuentro tuvo una gran tensión desde el inicio, ya que Estudiantes de Cartagena necesitaba la victoria para acceder a la fase final. 
 
En el primer cuarto, los cartageneros fueron siempre por delante gracias a su acierto desde la línea de tres puntos. Sin embargo, cuatro triples anotados en los primeros diez minutos no fueron suficientes para abrir brecha en el marcador. Con un quinteto inédito (con el debutante Javi Piqueras ejerciendo de base) y unas rotaciones improvisadas, Molina Basket cerró el período con sólo cinco puntos de desventaja (19-14); además, con un parcial acumulado de 0-8, se puso por delante en los primeros minutos del segundo cuarto.
 
Clave resultó en esta fase el acierto de Fran Montoya. El pívot molinense, máximo anotador del partido con 24 puntos, estuvo especialmente acertado en los tiros exteriores, sumando un total de cuatro triples.
 
Al descanso se llegó con un apretado 36-31. 
 
En la reanudación, el juego interior de Molina Basket se mostró superior al de Estudiantes de Cartagena. Un magnífico Javi Aracil ofreció sus mejores minutos de la temporada en ataque; una espléndida canasta suya igualó el duelo (39-39).
 
A pesar de que los molinenses se mantenían cerca en el marcador, los locales conservaban la delantera. De hecho, al inicio del cuarto período, el conjunto cartagenero disfrutó de su máxima ventaja (55-45).
 
El Intercon MB no dio por perdido el encuentro y reaccionó liderado de nuevo en ataque por Fran Montoya, que anotó dos triples consecutivos para volver a enganchar al equipo en el partido. En defensa resultó fundamental Marcos Marín, que se adueñó de los rebotes en la zona. Dos puntos de Marcos pusieron otra vez por delante a los molinenses (61-62) a falta de cinco minutos. 
 
En este último cuarto brillaron especialmente los jugadores del Autonómica de Molina Basket. La dirección de Javi Piqueras, el trabajo en la defensa exterior de Fran Giménez, la labor bajo los tableros de Edu Aracil y la inspiración ofensiva de Emilio Vicente (7 puntos sin fallo en el tiro en los últimos tres minutos) provocaron alternancias constantes en el marcador.
 
Una canasta de Emilio Vicente puso el 70-69 a falta de 39 segundos. La última posesión de Estudiantes de Cartagena fue atípica: debido a una confusión en el marcador de 24, consumieron el tiempo sin lanzar a canasta. Molina Basket dispuso entonces de 12 segundos para ganar el partido. El caos generado por la acción anterior pareció extenderse a la jugada final. El equipo de Kini Hernández tuvo dos opciones para llevarse el encuentro, pero ninguna de ellas logró materializarse.
 
El 70-69 definitivo permite a Estudiantes de Cartagena acceder a la siguiente fase. Por su parte, el Intercon MB cierra una temporada irregular ofreciendo una buena imagen.

Nuestros preinfantiles jugaron el pasado sádado en la Unión el primer partido de las semifinales y se notó desde el minuto uno que no querían dejar nada suelto para el partido de vuelta. 

Mucha agresividad desde el primer minuto de partido que con un gran cuarto de Lorenzo en ataque y con una gran defensa de todos provocó acabar el primer cuarto con una renta de 14 puntos. El segundo cuarto aunque se empezó muy bien fue el más flojo del partido, El Argal aprovechaba nuestro mal balance defensivo para meter varios contrataques solos y provocar que solamemente ganasemos ese cuarto de 2 puntos.

El descanso nos sirvió esta vez para cambiar el chip, pasando de la renta de 14 puntos a una renta de casi 40 al finalizar este tercer cuarto. La intensidad defensiva subió un grado más, los contrataques volvieron a aparecer, dominamos claramente el rebote tanto en ataque como en defensa y además comenzamos a tener algo más de acierto con el tiro exterior. El ultimo cuarto sirvió para conseguir el K.O y poder afrontar el partido de vuelta sin tanta presión y trabajando cosas de cara para el final de temporada. Resultado final 44-94. 

Espero que este partido sirva de moral para todos, para que vean que con trabajo y lucha tenemos muchas opciones de conseguir lo que nos propondramos. Además este partido servirá para aprender a Jose Juan y Fran con el tema de faltas y el mantener la cabeza fría en esos momentos de los partidos. Hay que estar más concentrados incluso antes de empezar los partidos para que esto no vuelva a ocurrir. 

A seguir currando que ya queda poco chicos!

Nueva victoria en esta segunda fase para los infantiles del Capitrans MB, esta vez frente a Ucam Murcia 01 por 49-83.
 
Los chicos del MB salieron algo dormidos en el primer cuarto y faltos de concentración. Tan solo Jorge Sánchez tiraba del equipo en estos primeros compases.
 
Mucho mejor fueron las cosas en el resto de cuartos. La intensidad era buena y la concentración aumentó considerablemente, lo que sirvió a los molinenses para romper el encuentro.
 
Gran partido de Javi Vázquez con 22 puntos. Nicky siguió con la tónica a la que ya nos tiene acostumbrados (14 puntos). Dani Sánchez (4 puntos) estuvo trabajador y corrió bien el contraataque. Juan Corrales (14 puntos) hizo un gran trabajo mientras el físico le duró, pero eso de jugar dos cuartos seguidos no va con él. Fulgen (2 puntos) estuvo tan combativo como siempre. A Jorge Sánchez parece que le cuesta entrar en partidos que a priori pueden resultar mas fáciles, aunque terminó animándose y anotando 12 puntos. Ángel estuvo correcto (2 puntos) aunque seguro que puede dar mucho mas de sí. Edu fue el mejor de "El club de la empanadilla" con 5 puntos y un gran trabajo en el rebote ofensivo. Pablo (4 puntos) estuvo blandito y desafortunado de cara al aro y Adri (4 puntos) debe de empezar a tener mas confianza en sí mismo por que cuando está inspirado es imparable.
 
Victoria dedicada al capi, Jorge Cruz, que no pudo estar en el partido.
 
El próximo partido del Capitrans MB será frente a Comarth, en el que ambos equipos se jugaran el pase a la Final a 4.

Tras cinco victorias consecutivas, el Clínica Dental Gálvez MB cayó en Moratalla por 64-57. Fue un choque con varios cambios de rumbo: casi siempre dominado por el conjunto local, el duelo vivió un frenético desenlace en el que Molina Basket recortó una amplia ventaja en apenas tres minutos. El resultado final deja abierta la lucha por el primer puesto del grupo de clasificación, que se decidirá entre estos dos conjuntos en el partido de vuelta el primer fin de semana de mayo en Molina.

Los molinenses viajaban a Moratalla con la baja de Javier Riquelme; tampoco pudieron contar con Nicky Matthews, el jugador infantil del Capitrans MB que participa habitualmente con el equipo cadete.

Molina Basket tomó ventaja en los primeros minutos gracias al acierto de David Gómez. Sin embargo, una deficiente actitud colectiva en defensa cargó rápidamente de faltas personales a los titulares molinenses. Así, David y Pablo Fernández tuvieron que sentarse en el banquillo en el segundo minuto de juego; poco después, Sergio Sarabia también se vio obligado a descansar por acumulación de personales; antes de terminar el primer cuarto, Kiko Gálvez se unió al grupo de jugadores con problemas de faltas.

En este escenario, la responsabilidad del juego ofensivo recayó sobre Adrián Barroso y los hermanos Pedro y Antonio Mateo, que sumaron puntos cerca del aro para mantener al Clínica Dental Gálvez MB en el partido al final del primer período (22-14).

En el segundo cuarto, Molina Basket retomó el pulso al partido. En defensa, el equipo recuperó su consistencia frenando el ataque del Rayo Moratalla; fueron momentos de un óptimo esfuerzo con la participación de todos los jugadores, desde Javier Orive a Pablo Fernández, notable en su defensa a los hombres exteriores. En ataque, Kiko y David impulsaron al equipo para reducir la distancia.

A pesar del trabajo molinense, el acierto en el tiro exterior de los locales en los últimos instantes del cuarto les permitió ir al descanso con ventaja (32-23).

Parecía que Molina Basket había pasado su peor momento, pero no era así.

En un tercer período nefasto, el Clínica Dental Gálvez MB bajó los brazos y se convirtió en un equipo vulnerable y sin ambición. Los ataques desorganizados se encadenaban con defensas laxas y relajadas.

El cadete de Molina Basket era irreconocible y el Rayo Moratalla aprovechó el desconcierto: endosó un parcial de 19-2 para abrir una brecha de más de veinte puntos (51-27). Además, en esta fase crítica se produjo la lesión de Antonio Mateo, lo que restó consistencia al juego interior molinense. Sólo acciones individuales de Sarabia, Barroso y Kiko impedían que la humillación fuese mayor.

El último cuarto comenzó con una cómoda diferencia a favor de los locales (56-33). En un arranque de orgullo, los cadetes del Clínica Dental Gálvez MB recuperaron la concentración y reaccionaron.

Decisivo en esta fase fue la participación de Jota Meseguer. Después de tres meses lesionado, el jugador de Molina Basket volvió a la cancha para ayudar a su equipo. A pesar de no estar en su mejor estado de forma, su brillante sentido del juego fue clave en los momentos más complicados del choque.

Unos espléndidos minutos de los molinenses, liderados por Pablo Fernández, supusieron un 0-9 que reactivaba el pulso del duelo. Una canasta de Pedro Mateo dejó la diferencia en catorce puntos a falta de cuatro minutos para el final. Entonces sucedió otro giro inesperado.

El Rayo Moratalla perdió a sus dos principales efectivos en apenas un minuto. El jugador infantil Iván Fernández (18 puntos en el partido) y el base Edu Gómez (22 puntos) dejaron la pista: el primero, por lesión y el segundo, por faltas personales.

En lugar de favorecer a Molina Basket, este doble imprevisto sirvió de revulsivo para los locales, que volvieron a establecer una amplia distancia (64-46) a tres minutos para la conclusión.

En el peor momento, volvió a aparecer la mejor versión del Clínica Dental Gálvez MB. A pesar de que el partido y el primer puesto del grupo parecían sentenciados, en una recta final trepidante los molinenses hicieron una sobresaliente demostración de fe y coraje.

Con una defensa tan intensa como inteligente, contuvieron las ofensivas locales y, lo que es más importante, salieron al ataque con agresividad y determinación. El ímpetu de Molina Basket convirtió el duelo en un torbellino. Se recuperaron muchos balones y también se perdieron muchos por imprecisiones y precipitaciones; apenas importaba porque los molinenses tardaban poco en hacerse de nuevo con la posesión.

No fueron tres minutos perfectos, aunque serán difíciles de olvidar: un parcial final de 0-11 dejó el resultado en 64-57. En ese epílogo frenético, al equipo del Clínica Dental Gálvez MB quizás le faltó baloncesto, pero le sobró de todo lo demás.

De esta manera, el partido de vuelta entre Molina Basket y Rayo Moratalla el primer fin de semana de mayo se presenta apasionante. Queda abierto para ese último duelo del campeonato no sólo el triunfo, sino además el primer puesto del grupo. Los jugadores del Clínica Dental Gálvez tendrán entonces la posibilidad de poner un magnífico colofón a una temporada en la que ya han ganado mucho más que partidos.

+9 para el Capitrans MB

15 Abr 2014 Escrito por
os infantiles del MB vencieron en la mañana del domingo a Comarth por 63-54 en el primer partido de la segunda fase.
 
[Recordamos que los chicos del Capitrans acabaron la liga regular en 5º posición y que en esta segunda fase se vuelven a enfrentar a Comarth (4º clasificado) y a Ucam Murcia 01 (9º clasificado) y que el primero de grupo tendrá el pase para la Final a 4.]
 
Ya en el vestuario se podía apreciar la tensión por la importancia del partido, pero también la ilusión y la ganas de demostrar que pese a haber perdido los dos partidos de liga regular frente a Comarth por 6 y 4 puntos se podía poner contra las cuerdas al equipo de San José de la Vega. 
Y así fue. Los de Molina salieron con lo que mejor saben hacer, una defensa intensa y concentrada y un juego de ataque rápido y vistoso, que le permitió dominar en el marcador prácticamente todo el partido.
 
La ventaja de los locales llegó hasta los 16 puntos en los comienzos del último periodo, pero la lucha del siempre correoso equipo de San José y un pequeño bajón físico de los molinenses hizo que el marcador acabara con el resultado final de 63-54.
 
Victoria importante para el Capitrans MB pero a sabiendas de que aún no se ha logrado nada.
 
Seguiremos luchando, porque no sabemos hacer otra cosa.

Las cadetes molinenses logran su 14ª victoria y un billete para la Final Four, después de remontar un mal inicio

Las chicas entrenadas por Jose Juan Piqueras se desplazaban hasta Archena, donde les valía con ganar o perder por hasta 3 puntos, para clasificarse para la fase final de la categoría, que parece que se jugará en San Javier los días 3 y 4 del mes de mayo. Pues bien, esa ventaja de 4 puntos adquirida en el partido de la primera vuelta, pronto se fue al garete. Seis minutos iniciales en los que el UB Archena salió muy fuerte, con un parcial de 12-1, dilapidaron el basket-average de un plumazo. Molina Basket sólo pudo hacer 2 de 8 tiros libres en este tramo, anotando la primera canasta en juego pasado el minuto 7. Muchos nervios. 

Tocaba remar de nuevo en contra, subir río arriba, imitar al salmón. Pero esa es la principal virtud de un equipo que está acostumbrado a lidiar contra los contratiempos. Un equipo al que no le importó que una de sus dos jugadoras del 98 se lesionara de gravedad en el primer partido de la temporada y que la otra se incorporase cuando ya se llevaban casi 3 meses de entrenamientos. Al que tampoco le importó que una de sus jugadoras más en forma no pudiese estar en este partido decisivo.

El rebote, al igual que en el partido de ida, era un quebradero de cabeza para la defensa molinense. Un cambio defensivo activó la recuperación visitante. Varios contraataques azulones dieron oxígeno cuando peor pintaban las cosas y llevaron el choque cerca de la frontera permitida (15-11, fin primer cuarto).

Un triple local (el único de los dos equipos), a cargo de M.Cano, abrió el segundo período. Sólo 8 de los 43 puntos archeneros llevaron una firma distinta a la de las gemelas Nicolás, un auténtico incordio sobre la pista, no ya solamente por su capacidad anotadora sino también por su aportación robando balones y en el rebote. En el bando molinense, la anotación estuvo más repartida y hasta 8 jugadoras contribuyeron con alguna canasta.

Un 2+1 antes del descanso daba una pequeña ventaja al ACG Molina Basket al descanso (24-26). Quedaba mucha tela que cortar y en el cuadro azul lo que más preocupaba eran las 3 faltas con que fueron castigadas tanto Lucía como María en la primera parte.

Molina, una vez recuperada la confianza y la delantera en el marcador, se encontró mucho más cómoda. Una muestra de ello fueron los grandes tiros convertidos por Pilar, Silvia y Ascen durante el tercer cuarto. Esto hizo mucho daño a las filas archeneras, que no obstante seguían a tiro de piedra. Lucía cometía su cuarta personal y a los pocos minutos su hermana Mar seguía sus mismos pasos. Era el turno de la infantil Claudia, que se sacó de la manga dos auténticos canastones, que dieron la renta más grande hasta ese momento para las MB (34-40). 

Una defensa molinense rayando la excelencia en el último cuarto, que provocó que se agotase la posesión archenera en varias ocasiones y 5 minutos sin encajar ni un punto, disparó definitivamente la ventaja, que alcanzó su cénit con el 36-49 (minuto 38). En el último minuto, Archena maquilló el marcador con 3 canastas que ya poco importaban, pues el banquillo visitante era una alegría contenida que explotó en el mismo momento de sonar la bocina final.

A la fiesta se quiso unir Sabela, quien compartió experiencia el año pasado con el equipo, y que se desplazó desde Alicante, para animar a sus amigas. Estas son las cosas que merecen la pena de este bonito juego.

El entrenador se mostraba muy emocionado al final del partido: "Estoy contentísimo por mis chicas. Hemos hecho una liga sencillamente espectacular y no hemos fallado en ninguno de los momentos clave, algo que no es fácil para un equipo tan inexperto como el nuestro. El balance global de la temporada hubiese sido parecido si hubiésemos perdido hoy, pero creo que esto es la guinda, un premio para un grupo de chicas que tienen un sentimiento muy fuerte por este deporte y que desde la jornada 3 están en puestos de Final Four. Lo siento por Rebeca, una buena amiga. Sé que en el fondo también estará contenta y orgullosa de ver cómo jugadoras a las que ella inició y contagió el amor por el basket siguen dando pasos de gigante".

Piqueras también añade que "la clave está en la piña que han conseguido formar nuestras 12 jugadoras. Aunque gestionar un grupo nunca es tarea fácil, aquí todas apuntan hacia el mismo sitio y eso facilita mucho las cosas. Durante 8 meses de convivencia, no nos engañemos, no todo es de color de rosa, pero si hay voluntad todo es más sencillo. En cuanto a la hora de competir, creo que hemos aprendido a tener paciencia y a madurar los partidos para ganarlos en el último cuarto. Muchas jugadoras han dado pasos al frente, con respecto al año pasado, tomando muchas más responsabilidades. Estoy contento por ello y las animo a seguir este camino de pérdida de vergüenza baloncestística".

Por último, José Juan tiene palabras de agradecimiento y de recuerdo para mucha gente: "Creo que del primero que me he acordado ha sido de Javi Aracil. Me lo estaba imaginando nervioso perdido en el banquillo, levantándose, sentándose, llevándose las manos a la cabeza, sintiéndolo como sólo él sabe. Hoy hubiera disfrutado como un enano. Y cómo no, de Carmen, que después de una temporada dejando atrás los problemas físicos, estaba en su mejor momento y se ha perdido el partido. También he de dar las gracias a mis compañeros entrenadores, por el apoyo y por compartir momentos, ideas,... especialmente cuando las cosas no salen como quieres. A los padres y madres, por confiar en mi, por facilitar las cosas y ponerse al servicio del equipo. A Emilio, por echarme una gran mano en este tramo final. A Steph, por su ayuda en los entrenamientos y su simpatía. A las chicas infantiles y a Isma, por su colaboración y predisposición a lo largo de la temporada. A todos, muchas gracias. Pero especialmente, gracias a ELENA, ASCEN, LUCÍA, JULIA, MARÍA, CARMEN, NOEMI, PILAR, SILVIA, MARI ÁNGELES, MAR y ÁNGELA por hacerme entender qué es eso que el diccionario describe fríamente como 'Grupo de personas organizado para una investigación o servicio determinado'. Tendré que hablar con la RAE por si admiten ejemplos.".

Tras el parón por Semana Santa, el ACG Molina Basket se medirá al UCAM Jairis, en la última jornada de la liga regular, en un partido intrascendente de cara a la clasificación.

 

Pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues a puertos nunca vistos antes. 

Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años 
y atracar, vieja ya, en la isla, 
enriquecida de cuanto ganaste en el camino.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabia como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.

(Konstantin Kavafis)

Otra exhibición de los nuestros, y ya van muchas.

Sí, nos hemos quedado a las puertas de la clasificación por el título. A pesar de perder con sólo un equipo este año, Archena nos ha vencido las dos veces. El hecho de que podamos ser primeros en esta nueva fase es algo simbólico para muchos. No estamos jugando contra los mejores. Sí, cierto.

Pero estos cadetes este año han jugado varios partidos de escándalo. Con eso me quedo. Me quedo con que en dos años hemos conseguido ser un equipo muy serio. Conocemos el juego. Sabemos a lo que queremos jugar, y lo realizamos. Unas veces peor, otras mejor, y otras mucho mejor. Seguramente el resultado haga pensar a muchos lo de siempre, que es muy fácil jugar bien contra un equipo al que ganas de 60. Y no, el caso es que ganamos de 60 porque los chicos hicieron un partidazo de eso, de escándalo.

Enhorabuena a todos, sois muy grandes, más de lo que llegáis a imaginar. El destino está en vuestras manos, cuando dejéis de pisar el freno, nadie podrá pararos.

Derrota en Alcantarilla por 66-46 en un partido en el que pudimos competir hasta el último cuarto donde varios factores hicieron que Jairis nos endosara un 23-8.

Partido muy útil que nos sirvió para mucho. Ester fue la más destacada de las nuestras, con una actuación enorme en defensa y mostrando muchos recursos en ataque, desbordando, anotando, asistiendo, acudiendo al tiro libre...

A pesar de contar con las bajas de Salmerón, Prieto y Perea, no las echamos mucho en falta, y esto lo valoro positivamente, aunque claro está, que preferiríamos contar con ellas.

Para terminar, enhorabuena a nuestras jugadoras y a los que nos siguen, que demostraron que además de ganar, también sabemos perder.

Por delante, muchos días sin liga, y entre medias, los campeonatos infantil y mini femeninos en los que nos representan Marta García y Paula Llinares. En cada defensa, en cada sprint, en cada lanzamiento... están con vosotras vuestras compañeras. Mucha suerte, y a disfrutar.

El equipo cadete Clínica Dental Gálvez MB volvió a imponerse a Basket Cartagena'99 por 56-51 en un partido muy emocionante que se decidió en la prórroga. Como había sucedido quince días antes en la cancha de Cartagena, ambos conjuntos ofrecieron en el Pabellón El Romeral un duelo trepidante y lleno de alternativas. Con empate al final del tiempo reglamentario, el sobresaliente esfuerzo colectivo de los molinenses en la prórroga les dio la victoria.

Y eso que el equipo no llegaba a la cita en las mejores condiciones. A las bajas de Jota Meseguer y Javier Riquelme por lesión se había sumado dos semanas de múltiples ausencias en los entrenamientos. A pesar de estos contratiempos, los cadetes de Molina Basket salieron muy concentrados desde el inicio.

Un espléndido arranque permitió a Clínica Dental Gálvez MB dominar el juego. La intensidad defensiva del bloque y el acierto en ataque de David Gómez servían para abrir ventaja (13-6) al final del primer período.

Basket Cartagena encontraba dificultades para anotar y se aferraba a los rebotes ofensivos para sumar puntos. En el segundo cuarto, los cadetes de Molina Basket continuaron con una concentración óptima. Sin embargo, en esta fase del partido se manifestaron dos graves problemas para los molinenses.

Uno se localizó en las faltas personales: primero fue Antonio Mateo, quien sumó la cuarta a mediados del segundo cuarto; según avanzaban los minutos, Sarabia, David Gómez y Kiko Gálvez acumularon personales que obligaron a forzar rotaciones.

Javier Orive, Pedro Mateo y Nicky Matthews, jugador del equipo infantil Capitrans MB, contribuyeron a mantener el equilibrio, destacando su esfuerzo en la labor defensiva.

El segundo problema residió en el acierto en ataque. Los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB generaban múltiples opciones de tiros cómodos, pero faltaba culminar las acciones. De manera sucesiva se erraban bandejas, contraataques en superioridad y lanzamientos sencillos dentro de la zona. Esto creó una espiral de ansiedad que amplificaba la tendencia negativa.

De hecho, sólo tres jugadores (Pablo Fernández, Sarabia y David Gómez) lograron anotar más de dos puntos para los molinenses a lo largo del partido. Esta situación era nueva para un conjunto que basa su juego ofensivo en la aportación de muchos de sus integrantes.

A pesar de las dificultades, Molina Basket dominaba del partido gracias a su labor defensiva y a la efectividad ofensiva de David, autor de 17 puntos en la primera mitad. Un triple de Pablo Fernández dejó el marcador 28-18 al descanso.

Tras el descanso, el Clínica Dental Gálvez MB parecía en condiciones de sentenciar el duelo. En ausencia de Antonio Mateo, Adrián Barroso y Pedro Mateo había tomado el control de la zona. Por otro lado, la presencia de Nicky Matthews dinamizaba el juego exterior. Así, la ventaja se amplió hasta los catorce puntos (34-20) en los minutos iniciales del tercer cuarto.

Entonces, Molina Basket se desconectó del encuentro.

El desacierto general en ataque se unió a una inexplicable relajación en el balance defensivo. Basket Cartagena no desaprovechó la ocasión. Su superioridad fue abrumadora, encadenando canastas y provocando fallos continuos en los molinenses. Desde el banquillo local, no se encontraban soluciones al aluvión visitante. Así, el marcador reflejaba empate (37-37) en el arranque del último cuarto.

De nuevo, al igual que había sucedido quince días antes, el conjunto cartagenero no sólo remontó el partido, sino que se puso por delante en el cuarto período. Un parcial acumulado de 5-26 en esta fase hizo que Basket Cartagena disfrutase de su máxima ventaja (39-46) a falta de cuatro minutos.

En el peor escenario posible, apareció la mejor versión del Clínica Dental Gálvez MB.

En un tramo final impecable, los cadetes de Molina Basket recuperaron su identidad. La defensa volvió a ajustarse con concentración e intensidad; así, el equipo logró bloquear el ataque de Basket Cartagena y no permitió ninguna canasta en juego (sólo un tiro libre anotado) en este tramo.

En ataque, Pablo se convirtió en el complemento de David, anotando entre ambos los últimos diez puntos del Clínica Dental Gálvez MB que empataban el partido (47-47) en el minuto final. El epílogo fue trepidante: los cadetes de Molina Basket realizaron hasta cuatro defensas impecables que se tradujeron en cuatro transiciones ofensivas que no lograron culminarse. En la última de ellas, Sarabia dispuso de tiros libres para romper la igualdad, pero los lanzamientos no entraron y el partido se fue a la prórroga.

Los cinco minutos suplementarios sirvieron para reflejar el carácter y la entrega de los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB. Un ejemplo paradigmático fue la reacción de Sarabia tras fallar los tiros libres. Sin margen para lamentaciones, el regreso a la cancha tuvo la misma intensidad que los minutos anteriores.

Basket Cartagena tomó la delantera con una canasta, que fue rápidamente respondida por David. El jugador molinense, imparable durante todo el choque, firmó una extraordinaria actuación con 29 puntos, su mejor registro de la temporada.

Tras un momento de descanso en el banquillo, Sarabia volvió a la pista con empate a 49. El escolta hizo olvidar los errores anteriores y resultó decisivo para la victoria: en apenas tres minutos logró una canasta en contraataque, varios robos de balón y un triple que sentenciaron el duelo para Molina Basket.

Un tiro libre anotado por Kiko Gálvez dejó el resultado final en 56-51.

Este triunfo sitúa al Clínica Dental Gálvez MB líder de su grupo en la fase de clasificación. Más allá de la victoria, el equipo volvió a exhibir una actitud sobresaliente y, lo más importante, demostró una capacidad única de trabajar unido para salir adelante incluso en las situaciones más difíciles.

El equipo alevín femenino de Molina Basket, el Clínica Fisioterapia Ignacio Martínez, participará junto a otros 5 equipos en el I Torneo Semana Santa CB Begastri, que se disputará el sábado 12 de Abril de 09:00 a 14:00 horas en el Pabellón Loli de Gea (Cehegín).

Las pupilas de Mari Cruz Gómez se medirán además del equipo local, a los conjuntos de UB Archena, CB Molina, CB Santo Ángel y EM Caravaca de la Cruz.

Les deseamos mucha suerte a los organizadores así como a nuestras magníficas campeonas.