13/14 abril

web4 

 

 

 

Los infantiles del MB vencieron en la mañana del sábado al Basket Cartagena 01 por 36-75 en un partido que quedó prácticamente sentenciado en el primer cuarto.
La buena concentración e intensidad defensiva sumado a la paciencia y buena rotación de balón en ataque hizo que los visitantes se fueran con una ventaja de 18 puntos al finalizar el primer cuarto (4-22).

Peor comenzó el segundo cuarto que con 7 puntos consecutivos de los locales parecía que volvían a meterse en el partido, pero los chicos del MB reaccionaron y mantuvieron la ventaja conseguida en el primer cuarto (17-34 al descanso).

En el tercer cuarto el buen hacer tanto defensivo como ofensivo de los visitantes hizo que la ventaja aumentara hasta los 30 puntos de diferencia (26-56).

En el último cuarto los chicos del Capitrans no se relajaron y siguieron trabajando hasta el final, para llegar al resultado definitivo de 36-75.

A nivel individual debemos destacar el buen partido de Dani Sánchez (13 puntos) que poco a poco empieza a coger la forma y el ritmo de competición después de su lesión. Jorge Sánchez y Nicky también cuajaron un gran partido (12 y 17 puntos respectivamente).

La próxima semana el Capitrans MB se jugará la quinta plaza frente al UBA Archena en el Pabellón Serrerías.

VAMOS EQUIPO!!!

Nuestros chicos del Mesón Romero MB se llevaron la victoria de Totana por 28-106.

Partido muy completo de todos los jugadores en muchos aspectos del juego, y durante los 40'.

Los chicos de Totana sólo pudieron competir en el segundo cuarto, el resto de partido estuvimos muy serios en defensa. Además, en ataque volvimos a tener otro partido en el que anotamos sin parar, y eso que tuvimos algunos fallos muy claros bajo aro.

El último cuarto nos dejó otro parcial para el recuerdo, con un bestial 1-34.

El capitán se fue hasta los 25 puntos (3 triples) y además realizó uno de sus mejores partidos en defensa.

Ginés y Fran nunca quieren quedar atrás y volvieron a destacar a pesar de que el base fue eliminado por faltas a falta de 8 minutos. Ambos siguen aumentando el récord de semanas acudiendo al tiro libre. Han lanzado libres cada jornada, aunque Fran es el que siempre anota.

En esta ocasión, Sánchez fue el que más libres anotó, para superar la barrera de los 10 puntos en otro buen partido del pequeño del grupo. Compartió puesto en pista con Chema, que parece ir entrando en la rotación, sintiéndose más cómodo y partícipe del juego del equipo.

Por dentro, espectacular partido de los enormes Juankris y Jaime. El primero volvió a tener problemas de faltas, y el segundo sigue funcionando a empujones, pero terminaron rindiendo muchísimo.

José Antonio gozó de muchos minutos en pista, pero pasó más desapercibido que sus compañeros. Al igual que René y Max, que aportaron más en defensa que en ataque. El honesto cada vez es más jugador, y el figura cada vez mejor compañero.

Esta semana, a Caravaca de nuevo, domingo por la tarde. Esperamos enfrentarnos a un jugador carismático, de los que da gusto conocer: Felipe Chacón.

El Clínica Dental Gálvez MB se impuso a Estudiantes de Cartagena en un trepidante duelo por 67-58. Fue un choque vibrante y muy igualado que no se decidió hasta los últimos instantes. La victoria tiene un doble valor para el equipo de Molina Basket: en primer lugar, el rival llegaba como el conjunto más en forma del grupo tras encadenar tres triunfos consecutivos (uno de ellos en casa del líder) y, por otro lado, los molinenses se presentaban en El Romeral después de haber realizado su peor actuación de la temporada en la cancha de Jesuitinas.

El brillante encuentro firmado por los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB, luchado con máxima intensidad hasta el instante final, fue la mejor manera de superar los malos recuerdos de la semana anterior y demostrar que este equipo no ha olvidado sus señas de identidad.

Molina Basket afrontaba el choque con la baja de Jota Meseguer quien, a pesar de su lesión, acudió al partido en muletas para estar junto a sus compañeros.

David Gómez fue el protagonista de los primeros minutos de partido. Su movilidad en ataque creaba continuos problemas a los cartageneros, que se veían obligados a frenarlo en falta. Sólo el bajo porcentaje de acierto desde la línea de tiro libre impedía a Molina Basket ir por delante en el marcador.

Por su parte, Estudiantes aprovechaba la superioridad en altura de sus jugadores para dominar el rebote y tomar la iniciativa. Además, el conjunto de Cartagena presionaba a los bases molinenses a todo campo, exigiéndoles un gran esfuerzo físico y mental desde el inicio. Gracias a ese trabajo, los visitantes ganaban 8-14 al final del primer cuarto.

Un triple de Javi Riquelme apretó el marcador en el arranque del segundo cuarto. No obstante, la presión de Estudiantes sobre los directores de juego del Clínica Dental Gálvez MB surtió efecto: Pablo Fernández acumuló varias personales consecutivas que, sumadas a una técnica, le colocaron con cuatro faltas a siete minutos del descanso.

Sin el base titular molinense en pista, Estudiantes aprovechó el desconcierto para abrir una brecha de nueve puntos (13-22), lo que sería su máxima diferencia a favor en todo el partido.

Cuando todo parecía complicarse, los cadetes de Molina Basket mostraron el carácter que les ha distinguido a lo largo de la temporada. Sergio Sarabia tomó el relevo de David en ataque; Kiko Gálvez y Nicky Matthews, jugador infantil del Capitrans MB, asumieron la responsabilidad de dirigir al equipo; cerca del aro, Adrián Barroso junto con los hermanos Antonio y Pedro Mateo luchaban cada rebote con rivales que les superaban en fuerza y altura.

Incluso el propio Pablo Fernández volvió a la cancha en los siguientes cuartos para trabajar en favor del equipo.

Tras un generoso esfuerzo colectivo, el equipo cadete molinense consiguió remontar el partido justo antes del descanso (29-28), dejando el partido totalmente abierto para la segunda mitad.

En la reanudación, el duelo se volvió todavía más intenso. Ambos equipos aumentaron el nivel defensivo y nadie conseguía anotar con facilidad. David volvió a liderar el ataque de Molina Basket, escoltado por Sarabia y Nicky. En defensa, la solidaridad de todos los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB hacía que a los cartageneros les costase encontrar lanzamientos cómodos.

En Estudiantes, el peso ofensivo recaía sobre Víctor Lorente; el alero cargó con la responsabilidad en ataque y terminó convirtiéndose en el máximo anotador del partido con 31 puntos.

Durante todo el tercer cuarto, las alternativas en el marcador fueron constantes. Ninguno de los dos equipos gozó de una diferencia mayor de siete puntos. No había tregua y el duelo se convirtió en un pulso constante. El 46-43 que cerró el período auguraba unos diez minutos finales de máxima intensidad.

En cuarto final, todos los componentes del Clínica Dental Gálvez MB participaron de manera decisiva. Con unos niveles de concentración y de intensidad encomiables, el equipo ofreció su mejor versión. Cada jugador asumió su importancia dentro del conjunto y se exhibió un notable carácter competitivo.

Estudiantes de Cartagena demostró en El Romeral su evolución en esta segunda vuelta del campeonato y por qué ha conseguido tres victorias consecutivas. En la recta final, su cambio defensivo a una zona 3-2 modificó el escenario del partido.

De nuevo, la defensa cartagenera neutralizó a David -autor finalmente de 20 puntos-, pero entonces los exteriores molinenses volvieron a emerger. Los triples de Kiko (dos en el último cuarto, tres en total) contrarrestaban la anotación en acciones individuales de Lorente.

A menos de tres minutos para la conclusión, el marcador empatado (55-55) reflejaba la igualdad de un emocionante duelo.

La recta final del partido del Clínica Dental Gálvez MB fue impecable.

En la fase decisiva, la defensa molinense no permitió ni una sola canasta en juego a Estudiantes. Nicky Matthews, a pesar de ser el más joven sobre la cancha, soportó la tensión del tramo final y controló el ritmo de partido con gran madurez, decidiendo con acierto cuándo correr el contraataque y cuándo detener el juego.

Dentro del gigantesco esfuerzo de todos los jugadores, sobresalió Sarabia, autor de los últimos siete puntos de Molina Basket. El escolta molinense firmó una memorable actuación rubricada con su mejor marca anotadora de la temporada: 26 puntos.

El sensacional epílogo colectivo del Clínica Dental Gálvez MB desembocó en un parcial de 12-3 que dejó el marcador definitivo en 67-58.

Concluido el encuentro, los jugadores de Molina Basket fueron al círculo central para dedicar la victoria a su compañero Jota Meseguer. Fue el colofón a una tarde en la que el equipo recuperó las señas de identidad perdidas una semana antes contra Jesuitinas.

Por todo ello, la victoria sirve para superar recuerdos negativos, recobrar la confianza y valorar el camino que este equipo ha recorrido con humildad y ambición. Una victoria que sirve de catarsis.

Las cadetes de Molina Basket volvieron a repetir un resultado parecido al de la ida, entonces fue 50-66 y en esta última jornada, 65-45, afianzándose en la cuarta plaza, con 10 victorias y 4 derrotas hasta la fecha.

Como viene siendo habitual en los últimos encuentros, el ACG MB no comenzó bien, permitiendo que su contrincante anotase 20 de sus 45 puntos en el primer cuarto. Las chicas de Los Dolores leyeron a la perfección las ventajas que le daba la pobre actuación defensiva local y cerraron los primeros diez minutos con una ligera diferencia de 17-20. Gracias a que, al menos, las azulonas también encontraban aro con facilidad, la desventaja no fue mayor.

En el segundo cuarto, las de Jose Juan Piqueras incrementaron la actividad. El trabajo en el lado menos agradecido de la pista empezó a dar sus frutos, recuperando balones, lo que posibilitó las opciones de correr el contraataque. Salesianos se cargaba de faltas y sólo sumó una canasta en juego en este período (los otros 4 puntos fueron desde el tiro libre). A pesar de esto, el resultado de 32-26 dejaba todo abierto para la segunda mitad.

Tras el paso por vestuarios, pronto se encargaron las de casa de despejar las dudas. Un parcial de 17-2 puso muy cuesta arriba el triunfo para la EBS, que no obstante siguió luchando por engancharse de algún modo al partido. Muestra de ello, la réplica de 2-8 que hicieron a continuación para situarse a 15 puntos (51-36), pero todo quedó ahí y las nuestras entraron con +20 al último tiempo.

Unos 10 últimos minutos que fueron los más escasos en anotación, con 9 puntos por equipo. Finalmente, el resultado de 65-45, que deja conformes a los miembros del ACG Molina Basket, antes de visitar el próximo fin de semana a La Alberca. Con la de ayer, ya son 10 las victorias para un conjunto que a través del compañerismo, el derroche en la pista, el buen ambiente y la suma de distintas cualidades (tanto baloncestísticas como personales) están dando forma a un TODO que está logrando superar retos cada día. Y eso, por sí solo, y olvidándonos de marcadores, ya es su mayor éxito.

 

Buen partido el que se vio en la mañana del domingo en la reformada pista del polideportivo "El Romeral" y que enfrentó a nuestro equipo infantil, Capitrans MB, frente a Ucam Murcia 00, con el resultado final de 57-72 para los visitantes.

El encuentro fue muy igualado desde el inicio y solo 3 minutos desafortunados de los locales en el segundo cuarto hizo que los de la capital pudiera irse al descanso con 13 puntos de ventaja (22-35).

En la segunda mitad los chicos del MB siguieron luchando, llegando a reducir en varias ocasiones la ventaja por debajo de los 10 puntos.
Al final derrota por 57-72 pero con la imagen de un trabajo bien hecho y la sensación de haberle hecho sudar, y mucho, al líder de la categoría.

A nivel individual es justo que esta vez destaquemos a todos y cada uno de los jugadores, pues todos realizaron un gran trabajo.
Dani, Fulgen, Adri, Jorge S, Javi, Jorge C, Pablo, Juan, Nicky, Ángel y Edu.... Enhorabuena y a seguir!!

PARTIDAZO de las chicas de Clínica Fisioterapia Ignacio Martínez. A pesar de la semana de entrenamientos, las chicas salieron concentradas y sin miedo a las primeras de la liga.

Provocado por los nervios…los fallos en los pases nos hicieron ir al descanso perdiendo de 11. Las chicas se fueron animando poco a poco a lo largo de la primera parte, incluso comentando posibles apuestas (hechas de puertas para adentro, que si seguís por este camino se cumplirán…)

La segunda parte salimos un poco perdidas y nos relajamos, lo cual hizo que termináramos el quinto sexto perdiendo de 19. La remontada parecía imposible ya… pero si este fin de semana el significado y el mensaje de esta familia MB era LUCHA fue lo que hicieron las chicas.

Empezamos el último sexto con una presión de la cual no podían salir, luchando todos los balones y asustamos a las primeras de grupo. Un gran sexto en el cual nos faltó un minuto.

Una derrota con sabor a victoria en toda regla. Destacar a Paula, Irene y Andrea en especial en este sexto y a todas las chicas en general (incluso las que no jugaron) que salieron con tantas ganas en este fin de semana tan importante. Hay que seguir así porque ya hemos visto que se puede!! Muchas gracias por este día que para mí era importante. Ahora no nos podemos relajar. Hay que seguir así!

Muy contenta a pesar de todo…

Nos presentábamos en Cartagena con la intención de competir, y sólo lo conseguimos en la segunda parte.

Con Cartagena siempre tenemos algún cuarto en el que se nos va el partido, y en esta ocasión nos sucedió en los dos primeros cuartos. Un 23-5 y un 23-7 nos dejaron noqueadas.

Tras el descanso, decidimos ir a por ellas subiendo líneas en defensa, y no nos salió mal. Junto con algunos buenos minutos de ataque pudimos ganar ese cuarto que siempre conseguimos ganar a las de José Raúl.

La segunda parte nos dejó un tanteo de 24-20, y no es por que levantaran el pie.

Creo que fuimos concienciadas para intentarlo, pero no lo hicimos finalmente, y eso es lo más negativo que me llevo del encuentro.

Lo positivo, pues mucho. Nos divertimos cuando ganamos, aprendemos cuando perdemos.

Isa y Alcantud superaron una nueva prueba, y esta era mucho más difícil de la que se les puede pedir.

La diferencia en el resultado (70-32) es mucha, sí, pero no viene por perder balones saliendo de la presión cartagenera, algo que nos pasó mucho en Serrerías. Gran trabajo táctico de todo el equipo para cumplir en este aspecto.

Hermoso demostró que ya es una base de verdad. Le podrá faltar valentía y desparpajo, pero ofrece la seguridad que necesitamos.

Perea y Bea ayudaron mucho para pasar al campo de ataque, y además tuvieron protagonismo de cara al aro.

Hasta 5 jugadoras de nuestro equipo no consiguieron anotar. Es la primera vez que nos sucede, así que a estas alturas lo valoro de forma positiva.

Me quedo también con el juego colectivo que podemos realizar en partidos así, con detalles técnicos de todas las nuestras. Con la satisfacción de ver a jugadoras como Almu, Salmerón, Ester, Llini... encarando sin ningún problema a jugadoras de mucho nivel.

Esta semana, otro partido similar, frente a Estudiantes de Cartagena.

Los cadetes 99 superaron otro partido incómodo con Bullas por 82-61.

Un inicio muy bueno nos dio la ventaja suficiente como para seguir arriba en el marcador a pesar de perder el segundo y tercer cuarto.

Los de negro se fueron animando con el transcurso de los minutos y llegaron a ponerse a 3 puntos en los últimos minutos, pero parecieron quedarse sin gasolina.

Jaime llegó al partido en la segunda parte, ya que en la primera ni se le vio. En esos últimos 20 minutos jugó a gran nivel, ese nivel que sólo un jugador como él puede dar.

Ginés tiene tantos problemas, como facilidades para reponerse a ellos.

Juancris es un jugador tratado de forma injusta por el arbitraje semana tras semana. Le golpean una y otra vez, pero como es grande y duro, no pasa nada. Eso sí, él golpea 5 veces y las ven las 5. Así que el chico acabó en el banco mucho antes del final. Es muy grande, mucho más de lo que aparenta ser.

Ángel nos acompañó, y pronto podremos saber realmente el alcance de su desgraciada lesión. Ánimo figura!

Fran no jugó en las condiciones que desea, y por momentos lo pasó mal, pero sabemos que sigue siendo el mismo, incluso aún mejor.

Max jugó casi peor que José Antonio. Espero que haya cambio de mentalidad, ya que sigo pensando que tiene físico para destacar por encima de sus compañeros.

Chema levantó a muchos de su asiendo. Sólo queda que sea él quien se levante definitivamente.

Los dos Jorges fueron los máximos anotadores, y eso que tuvieron que pasar algunos minutos en el banquillo por estar cargados de faltas.

Y René dio una exhibición de ese baloncesto que no se ve tanto. Estuvo sensacional en defensa, creando y culminando contraataques. Impecable en el tiro libre. Un jugador muy humilde, serio y trabajador. Enhorabuena!

Enhorabuena también a Ezequiel y sus chicos de Bullas, que ya nos lo pusieron difícil allí, y que contando con lo justo, dan mucha guerra.

Este próximo domingo a Totana, con ganas de volver a sentirnos ese tan buen equipo que seguimos siendo.

El conjunto cadete Clínica Dental Gálvez MB cayó derrotado con justicia en la pista de Jesuitinas (53-45) tras completar su peor partido de la temporada. Las ausencias de Jota Meseguer, lesionado en la rodilla, y de Kiko Gálvez, que recayó de su esguince durante el calentamiento, no excusan la mala actuación del grupo entrenado por Juan Antonio Pujante.

Las malas sensaciones de los entrenamientos en las semanas anteriores se trasladaron a la pista desde el primer cuarto. El Clínica Dental Gálvez MB, que se había distinguido por una intensidad defensiva sobresaliente, permitió que Jesuitinas Berrospe -hasta el partido, penúltimo clasificado del campeonato- anotase 17 puntos en los primeros siete minutos de partido.

Aunque hubo una leve reacción de Molina Basket coincidiendo con la entrada de David Gómez en pista, el primer período terminó con ventaja para los locales (17-11).

En el segundo cuarto, una buena fase de juego del Clínica Dental Gálvez MB apretó el marcador (19-18). Sin embargo, de nuevo se rebajó la intensidad defensiva y Jesuitinas logró un parcial de 10-0 que estableció la máxima diferencia del choque a su favor (29-18).

En los momentos previos al descanso, dos minutos de sólido trabajo de Molina Basket fueron suficientes para volver a comprimir el resultado. Un triple de Nicky Matthews puso un igualado 31-25 al final de la primera mitad.

El inicio del tercer cuarto permitió ver a un Clínica Dental Gálvez MB más parecido a su imagen habitual. Durante más de cinco minutos, Jesuitinas no consiguió anotar ninguna canasta en juego. Cuando parecía que la remontada estaba a punto de consolidarse (32-30), el conjunto cadete de Molina Basket comenzó a desorientarse.

Varios fallos de lanzamientos cómodos en ataque generaron una frustración cada vez mayor que se acumulaba poco a poco. La disminución de la confianza afectó a la realización del juego habitual del Clínica Dental Gálvez MB: las transiciones de defensa a ataque eran lentas y poco efectivas. De este modo, Jesuitinas controlaba el ritmo de juego y ponía en práctica sin oposición múltiples sistemas defensivos.

Una técnica señalada a Antonio Mateo por lanzar el balón contra un oponente con el juego parado marcó el inicio de una espiral descendente que atrapó definitivamente a los molinenses. No había orden en ataque y la defensa se desequilibraba con facilidad. Además, los problemas de faltas de Molina Basket se acumularon en los exteriores, por lo que las rotaciones desplazaron a varios jugadores fuera de sus posiciones habituales.

A pesar de la anarquía del juego, el Clínica Dental Gálvez MB entró al último cuarto con sus opciones de victoria intactas (38-34).

El partido estaba en la mano de Molina Basket: cada vez que conseguía mantener su nivel durante varios minutos, desarbolaba a Jesuitinas. No obstante, en ningún momento el grupo de Juan Antonio Pujante fue capaz de dar continuidad a su juego ni dominar el choque.

Siempre a remolque en el marcador, la frustración de los jugadores y del entrenador del Clínica Dental Gálvez MB se reflejaron en un partido con múltiples interrupciones que sólo beneficiaban a los intereses de los locales.

Los últimos compases, a pesar de que el marcador seguía muy igualado (45-42), pusieron de manifiesto la peor versión del cadete de Molina Basket. En lo deportivo, no se llevó a cabo ningún contraataque efectivo, ninguno de los sistemas se realizaba con orden y las jugadas, siempre muy individuales, acababan con lanzamientos lejanos o penetraciones contra la zona. La actitud fue peor que el juego realizado en la pista.

Las quejas continuas hacían que el grupo nunca mantuviese la concentración. Se produjeron escenas nada habituales, como que Pablo Fernández golpease la silla del entrenador en un tiempo muerto, situaciones nunca antes vistas en un grupo que siempre ha destacado por su actitud, su entrega y su comportamiento.

Y con todo ello, dos tiros libres convertidos por Javi Riquelme pusieron el resultado 48-44 a falta de un minuto. Pero no era el día del Clínica Dental Gálvez MB.

Un contraataque fallado por los molinenses se convirtió en una canasta fácil de Jesuitinas, lo que aumentó los nervios de Molina Basket. Precipitados y sin liderazgo, una patada de Nicky Matthews a una botella que terminó reventando contra la pared del pabellón desembocó en una técnica que sentenció el duelo. Sin ninguno de sus bases ni escoltas en pista, el último minuto fue tan caótico como el resto del cuarto.

El principal castigo para los cadetes entrenados por Juan Antonio Pujante no es el 53-45 ante un rival que ahora les ha empatado en la clasificación, sino hacer frente a la mala imagen que dieron en la pista ante los compañeros y los familiares que se desplazaron hasta Murcia para ver el partido.

La competición continúa y la semana que viene el Clínica Dental Gálvez MB tendrá la oportunidad de demostrar que lo que se vio en la pista de Jesuitinas sólo fue un mal día.

Desde el mes de noviembre nuestro Preinfantil esperaba con ansia el día del sábado para tomarse la revancha por la única derrota que tenía endosada en su casillero y que le endosó el rival que venía al Serrerías, es decir, UCAM Murcia.

Al final esas ganas, esa motivación, esa ansia de que llegara el sábado quedo en nada, desde el primer momento nuestros chicos tiraron el partido y al final, contra un equipo así, si le regalas tanto... Es imposible.

El primer cuarto rompió el partido y provocó el tener que ir a remolque de esos 16 puntos de desventaja. En los momentos en los que parecía que la cosa podía igualarse,nuestro equipo, fallaba canastas ya hechas o teníamos despistes no propios de este año. Al final, la rabia que me queda del partido es el de ver a mi equipo bajando los brazos (cosas que no veía en mis equipos desde hace mucho tiempo) y sobre todo, me queda la rabia de pensar que se lo hemos puesto muy fácil...

Ahora toca felicitar al contrario que fueron mejores de principio a fin, se merecieron esa victoria mucho más que nosotros, siendo muy intensos desde el primer segundo del partido.

Espero que esto quede en un gran toque de atención para todos, tanto para mis críos como para mi.

Dicho todo esto, que nadie tenga dudas de que nos han herido pero que no estamos muertos, y a partir de mañana espero un cambio de actitud de todos a cada momento de lo que queda y al final... Los resultados vendrán.

Aprovecho esta crónica y para terminar mando desde aquí un gran abrazo a todos los familiares y personas que querían a Ana Cristina (que sé que son muchas). Espero que este detalle y este recuerdo del fin de semana os haya ayudado aunque sea un poquito, pertenecéis a nuestra familia ya y todo lo que necesitéis aquí estaremos. #FamiliaMB

VER FOTOS DEL PARTIDO