13/14 abril

web4 

 

 

 

El Clínica Dental Gálvez MB se bloquea en el último cuarto

En su primer partido en casa en 2014, el Clínica Dental Gálvez MB no pudo con el CB Alhama. Tras un duelo intenso lleno de alternativas en el marcador, el equipo cadete de Molina Basket se colapsó en la recta final. Un parcial de 0-16 para los visitantes en los últimos minutos sentenció un choque que acabó con 36-50 en el marcador.

Después de varias jornadas con una plantilla corta, el Clínica Dental Gálvez recuperaba a todos sus efectivos para el encuentro contra el CB Alhama. Aunque apenas habían entrenado con el grupo, Javier Riquelme, Antonio Mateo y Javier Orive estuvieron en el partido; además, el jugador de categoría infantil Nicky Matthews se incorporó al banquillo molinense sólo unos minutos después de haber concluido su encuentro con el Capitrans MB.

El partido comenzó con constantes cambios de liderazgo en el marcador. Primero fue Molina Basket quien gracias al acierto de Adrián Barroso y Kiko Gálvez tomó una pequeña ventaja; el CB Alhama reaccionó y se puso por delante en el marcador; las alternativas eran continuas y sólo en los últimos momentos del cuarto los visitantes abrieron un pequeño hueco (9-14).

Según pasaban los minutos, el duelo ganaba en intensidad. Ambos equipos encontraban problemas para anotar y, aunque CB Alhama mantenía la iniciativa, su ventaja nunca iba más allá de los seis puntos. Los problemas con las faltas personales de David Gómez hicieron que la responsabilidad del juego interior recayese sobre Barroso y los hermanos Pedro y Antonio Mateo; su aportación dentro de la zona permitió que Molina Basket empatase el partido un minuto antes del descanso.

Una canasta y un tiro libre de los visitantes dejaron el marcador en 19-22 al final del segundo período.

Un triple de Kiko volvió a empatar el duelo en el arranque del tercer cuarto. El conjunto de Alhama respondió con un parcial de 0-9 interrumpido por una canasta de Nicky Matthews. Con el marcador en contra, el Clínica Dental Gálvez MB volvió a ofrecer su mejor versión.

La intensidad defensiva en la línea exterior anuló el ataque visitante durante cinco minutos. El trabajo de Jota Meseguer, Pablo Fernández y Nicky era culminado por Sergio Sarabia y un acertado Kiko Gálvez -que anotó cuatro triples en total-. De esta forma, un parcial de 10-2 volvió a poner por delante a Molina Basket (34-33) en la recta final del tercer período.

Entonces, cuando lo más difícil se había conseguido, llegó el colapso.

El equipo dirigido por Juan Antonio Pujante rebajó el nivel defensivo y se desordenó en ataque. En esta fase de desconcierto, los fallos individuales y colectivos se tradujeron en acciones precipitadas. El cadete de Molina Basket entró en una espiral descendente que CB Alhama no desaprovechó. Un severo parcial de 0-16 sentenció definitivamente el encuentro. El 36-50 final refleja la mayor ventaja de la que dispusieron los visitantes.

El partido demostró que el Clínica Dental Gálvez MB necesita funcionar como un bloque compacto para disputar la victoria a los adversarios más fuertes del grupo. Cuando su juego se vuelve anárquico, el cadete de Molina Basket se convierte en una escuadra vulnerable; en cambio, cuando los jugadores trabajan como un equipo, ningún rival consigue doblegarlos.

 

VER FOTOS DEL PARTIDO

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.