13/14 abril

web4 

 

 

 

El Clínica Dental Gálvez MB se exhibe ante Salesianos

El Clínica Dental Gálvez MB se impuso de manera brillante al EBS Cartagena por 72-50. El cadete de Molina Basket firmó una actuación formidable superando con claridad uno de los rivales más potentes del grupo. De hecho, el equipo de Salesianos llegaba al pabellón El Romeral como segundo clasificado, habiendo sufrido sólo dos derrotas en toda la temporada.

El duelo arrancó muy igualado, con alternativas en el marcador. La anotación de David Gómez bajo del tablero, el despliegue de Sergio Sarabia en transición y un triple de Pablo Fernández pusieron a los molinenses abrieron una brecha a favor de los molinenses (13-6).

El EBS Cartagena reaccionó; su dominio del rebote ofensivo se tradujo en un 0-9 que devolvió la iniciativa en el marcador a Salesianos en el inicio del segundo cuarto. El trabajo bajo los tableros de Adrián Barroso y los hermanos Pedro y Antonio Mateo restableció la igualdad en el marcador.

Con un mayor control del rebote, la línea exterior de los cadetes de Molina Basket aumentó el ritmo de juego, desarbolando a los cartageneros. El trabajo de Jota Meseguer y el impacto de la entrada en pista de Nicky Matthews, jugador infantil del Capitrans MB, se sumaron al acierto de David, Sarabia y Pablo para desequilibrar el encuentro. Al gran esfuerzo colectivo se unió Javier Orive, que volvía a participar en un partido tras varias semanas lesionado en la mano.

En esta fase, el Clínica Dental Gálvez MB ofreció una de sus mejores actuaciones de la temporada. La defensa elevó el nivel de intensidad y concentración hasta colapsar el ataque del segundo clasificado del grupo. Gracias a este trabajo, el ataque molinense ganó en fluidez, superando a Salesianos en todas las facetas del juego.

Así, un parcial de 18-3 a favor de Molina Basket dejó el resultado en 35-20 al descanso.

El EBS Cartagena no dio el duelo por perdido. En la reanudación, los visitantes saltaron a la pista con una agresividad renovada y volvieron a adueñarse del rebote ofensivo. El duelo entró en una dinámica más trabada y el juego del Clínica Dental Gálvez MB perdió vitalidad. Por un momento, el partido volvió a parecerse al duelo de la ida.

Y es que tres meses antes en Cartagena durante el encuentro de la primera vuelta, el Clínica Dental Gálvez MB también disfrutaba de una ventaja de más de diez puntos tras el descanso. Aquel día, la reacción de Salesianos en su cancha se unió a los nervios de los molinenses para propiciar una remontada que los cartageneros culminaron en el último minuto.

Sin embargo, en El Romeral los cadetes de Molina Basket escribieron un final muy diferente.

Tras un tiempo muerto, el Clínica Dental Gálvez MB retomó el pulso del duelo con autoridad. La defensa funcionó de nuevo a máxima intensidad y Molina Basket se adueñó del partido. Siete puntos casi consecutivos de Kiko Gálvez, que había sido duda hasta última hora por una lesión en el tobillo, impulsaron a los molinenses en el marcador. Un fabuloso triple de Javi Riquelme en el último segundo del tercer cuarto dejó el resultado en 57-37 de cara al último período.

Los cadetes de Molina Basket tampoco se relajaron entonces y arrancaron el cuarto definitivo con la misma actitud con la que habían cerrado el anterior. Una serie de canastas de David -máximo anotador del partido con 21 puntos- y un triple de Nicky Matthews sentenciaron el encuentro a falta de seis minutos para la conclusión (66-39).

A pesar de que los cartageneros se encuentran por delante en la clasificación, la superioridad molinense en el choque era incontestable. El Clínica Dental Gálvez MB culminó así una exhibición del que, hasta ahora, ha sido su mejor baloncesto.

Con el partido roto, la recta final vino marcada por un comprensible desorden. Ambos equipos encadenaban rápidos ataques con más voluntad que acierto. Una canasta de Sarabia estableció la máxima diferencia a favor de los molinenses (71-43). El jugador de Molina Basket redondeó una espléndida actuación: su generoso trabajo defensivo estuvo acompañado por 16 puntos en ataque.

Por su parte, el EBS Cartagena luchó hasta el final y redujo la distancia hasta el 72-50 definitivo.

Una vez más, el Clínica Dental Gálvez MB lució su notable potencial cuando juega como un bloque compacto. A diferencia de otras jornadas que se cerraron con derrota, los cadetes de Molina Basket trabajaron con más consistencia y, sobre todo, demostraron mayor confianza en su baloncesto. Ese nivel de juego es el que los sitúa a la altura de los mejores de su grupo. O, incluso, como sucedió ante EBS Cartagena, muy por encima.

Valora este artículo
(0 votos)

1 comentario

  • Eosjuan
    Eosjuan %AM, %13 %413 %2014 %08:%Feb Enlace al Comentario

    Con un piazo entrenador como el que tienen, es mas facil triunfar.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.