12/13 octubre

calendarioMBww

 

 

 

 

El Clínica Dental Gálvez MB gana un duelo trepidante en Cartagena

El equipo cadete Clínica Dental Gálvez MB venció en la cancha de Basket Cartagena '99 por un ajustado 55-58. El partido, primero de la fase final de clasificación, estuvo lleno de alternativas y emoción. Vibrante desde el inicio hasta el desenlace, el duelo no se decidió en el último minuto.

Los cadetes de Molina Basket viajaban con la única baja de Jota Meseguer para enfrentarse con Basket Cartagena '99, que había terminado en el quinto puesto del Grupo B. Sí formó parte de la expedición molinense el jugador infantil del Capitrans MB Nicky Matthews que, a pesar de llevar varios días de inactividad, colaboró decisivamente en el triunfo del equipo.

El encuentro arrancó bien para el Clínica Dental Gálvez MB. Una notable actividad defensiva contuvo el ataque cartagenero durante los primeros minutos, dando una ligera ventaja en el marcador (0-4); sin embargo, Basket Cartagena reaccionó con un parcial de 7-0 para recuperar la iniciativa. A partir de ahí, la igualdad fue máxima y ambos equipos encontraban dificultades para anotar. De esta forma, el primer cuarto se cerró con 10-8.

El segundo período fue de un nivel altísimo. El equipo cadete de Molina Basket ofreció unos minutos de juego excelente ante uno de los rivales más potentes con los que se ha enfrentado.

Todos los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB, incluso quienes no tuvieron su mejor día en ataque, como Riquelme, Orive o Nicky, colaboraron en uno de los mejores cuartos del Clínica Dental Gálvez MB esta temporada.

En ataque, se anotaron 23 puntos, combinando canastas en contraataque y en estático, desde fuera y dentro de la zona, tras robo y tras rebotes ofensivos. La producción de Sarabia y David fue secundada por Pablo y Kiko desde el exterior; mientras que Barroso y unos notables Pedro y Antonio Mateo sumaban puntos y rebotes en las dos canastas.

Basket Cartagena también contribuyó a aumentar la calidad del partido. Sus jugadores respondieron a la intensidad del juego molinense con un excelente acierto desde la línea de tres puntos, anotando cuatro triples en este período. De este modo, consiguieron mantener la delantera en el marcador durante la mayor parte del segundo cuarto.

Un triple de Sarabia puso por delante a Molina Basket, que se fue al descanso con una pequeña ventaja (27-31) tras un 2+1 de Mateos.

En la reanudación, Molina Basket atravesó una inexplicable crisis. Varios balones perdidos, errores en los marcajes defensivos e, incluso, discusiones entre compañeros durante el juego echaron por tierra todo el trabajo de la primera mitad. Un parcial de 15-3, sólo interrumpido por una canasta en acción individual de Pedro Mateo, devolvió la iniciativa a Basket Cartagena y propició la mayor ventaja a favor de los locales (46-38).

Los molinenses volvieron poco a poco a retomar el pulso al partido. Recuperando la concentración en defensa, frenaron la producción ofensiva de los cartageneros. Sin embargo, también los cadetes de Basket Cartagena aumentaron su intensidad y adelantaron sus líneas de presión. Entre el final del tercer período y el inicio del cuarto, ambos conjuntos encontraron grandes dificultades para anotar.

En Molina Basket, Kiko asumió la responsabilidad en ataque y logró nueve puntos consecutivos en esta fase entre los dos cuartos. A pesar de comenzar el partido desde el banquillo, el cadete molinense finalizó como máximo anotador del encuentro con 16 puntos, lo que también supone su mejor registro anotador de esta temporada.

La brecha en el marcador a favor de Basket Cartagena oscilaba entre tres y ocho puntos. El choque entró con 52-45 en los últimos cuatro minutos.

La remontada parecía muy complicada dada la igualdad entre los dos conjuntos. No obstante, el equipo de Molina Basket consiguió elevar a un nivel superior la concentración y la intensidad de su juego. No sólo detuvieron en seco la anotación de Basket Cartagena, sino que además recuperaron la frescura y el orden en la faceta ofensiva.

En una exhibición colectiva impecable, los jugadores del Clínica Dental Gálvez MB recortaron la diferencia hasta llegar igualados a un trepidante epílogo.

Una canasta de Antonio Mateo empató el duelo en el último minuto (53-53). En el siguiente ataque, Basket Cartagena anotó un tiro exterior que le dio una ventaja de dos puntos; sin pausa en el juego, el Clínica Dental Gálvez MB respondió con un triple de Kiko para retomar la delantera; a continuación, los cartageneros fallaron un lanzamiento de media distancia y David Gómez atrapó el rebote recibiendo una rápida falta personal, aunque sin opción de tiro libre.

Con sólo veinte segundos de partido, Molina Basket tenía la posesión y una ventaja mínima (55-56). A pesar de que la primera opción era dejar que el tiempo corriese lo máximo posible, los cadetes molinenses decidieron atacar el aro rival. El lanzamiento no entró, pero David capturó el rebote ofensivo y anotó. Basket Cartagena dispuso de tres segundos para un último ataque precipitado que fue errado.

El 55-58 final refleja lo igualado de un duelo que pudo haber ganado cualquiera de los dos conjuntos. En los momentos decisivos, los cadetes del Clínica Dental Gálvez MB se hicieron dignos merecedores de la victoria por la determinación y la voluntad demostradas en su trabajo colectivo.

Un dato ilustra el rasgo que identifica a este grupo: en los minutos finales, las últimas seis canastas en juego que propiciaron la remontada fueron anotadas por seis jugadores diferentes. De este modo, Molina Basket puso de relevancia una vez más cuál es su punto fuerte: funcionando como un bloque, este equipo puede competir contra cualquiera. E incluso conseguir victorias tan exigentes como la lograda en Cartagena.

Escrito por J. A. Pujante

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.