12/13 octubre

calendarioMBww

 

 

 

 

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 593
Equipos Masculinos

Equipos Masculinos (265)

El pasado sábado 28 de marzo, y ante más de un centenar de personas que dieron ambiente a la grada del Pabellón Serrerías, el equipo junior Loymaz Molina Basket derrotó por un ajustado 57-53 al CB Santo Ángel, su oponente en los cuartos de final de la categoría. Esta ronda, que se juega al mejor de tres partidos, está dominada provisionalmente por los molinenses (1-0), que buscarán certificar el pase a la Final a 4 en la pedanía murciana. En caso de no hacerlo, se jugaría el desempate en Molina de Segura.

El primer partido de la serie comenzó favorable a los visitantes, con un parcial de 2-9, que rompería un triple de Yarik Makarenko para los azules. Poco a poco el nivel defensivo de los de casa fue subiendo, permitiéndoles ponerse por delante al final del primer cuarto (18-15). El segundo período fue muy bueno para los de Javi Piqueras, que ampliaron su renta hasta los 10 puntos al descanso (35-25).

La segunda parte se volvió muy espesa. Molina Basket no conseguía abrir una brecha definitiva y Santo Ángel tampoco era capaz de remontar. Muchas imprecisiones y tiros errados por ambos bandos, que al menos nos dejaron un final emocionante, donde brilló un Antonio Hernández que con un triple importantísimo y 4 tiros libres sin fallo en el último minuto (13 puntos, 15 rebotes, 10/12 TL y +29 valoración) dejó la victoria en casa.

El fin de semana del 11-12 de Abril, segundo partido en Santo Ángel.

VER FOTOS DEL PARTIDO

El próximo sábado a las 19:00 en el Pabellón Serrerías, el Loymaz MB'97 buscará el primer punto de la apasionante eliminatoria que le medirá al CB Santo Ángel, al mejor de tres partidos.

Cada equipo ha destacado en una parte de la temporada. Los del sur de la capital fueron los principales dominadores de la categoría hasta el 17 de Enero, con una increíble racha de 11 victorias y 1 derrota (ante UCAM Murcia 98). En las últimas 8 jornadas, su rendimiento ha bajado, quizá debido al cambio de entrenador sufrido hace unas fechas o simplemente a que en una liga tan igualada también podían pasar por una mala etapa.

Sus partidos suelen ser bastante emocionantes (han ganado 6 partidos y han perdido 4 por menos de 6 puntos) y tienen varios jugadores que destacan técnicamente. 

Por su parte, los de Javi Piqueras han brillado en la segunda vuelta. Desde el 13 de Diciembre que perdieron precisamente en Santo Ángel, sólo han vuelto a hacerlo en Caravaca. El resto, 10 victorias.

Los molinenses acreditan de media 70,3 puntos a favor y 60,5 en contra, mientras que Santo Ángel presenta 64,05 a favor y 59,05 en contra. Y en los precedentes de la fase regular, cada uno ganó en su campo (61-59 para Santo Ángel y 78-55 para Molina).

Pero esto, como sabemos solamente son números y pistas. A partir del sábado, empieza el camino para llegar a la Final a 4.

Las eliminatorias quedan así:

UCAM MURCIA 97

EDIF.CIFUENTES CARAVACA

 

LOYMAZ MB'97

CB SANTO ÁNGEL

 

SUPERDUMBO MARISTAS

BASKET CARTAGENA

 

RED DEPORTIVA YECLA 97

UCAM MURCIA 98

No fue un partido, fue un monumento al baloncesto. Los cadetes de CB Myrtia y de Molina Basket ofrecieron en el Pabellón de San Basilio un duelo trepidante. Quizás haya habido choques mejores en esta liga, pero será difícil encontrar uno más emocionante. Dos prórrogas fueron necesarias para decidir un encuentro inolvidable que finalmente se llevaron los molinenses por 66-68.

Durante los 50 minutos de partido, los veinte cadetes que participaron por parte de ambos equipos exhibieron una intensidad y un carácter competitivo de máximo nivel. Y todo ello lo hicieron los jugadores de Myrtia y La Pizzería MB con un comportamiento sobresaliente, sin una mancha que empañase un duelo ejemplar.

El colofón a este espectáculo fue un extraordinario gesto de deportividad de CB Myrtia B. El equipo de Chema Gómez invitó a jugadores, padres y demás acompañantes de Molina Basket a unirse a un aperitivo especial que el conjunto murciano había organizado junto al Pabellón San Basilio. De este modo, cadetes, familiares y entrenadores de ambos equipos despidieron juntos el final de la fase regular.

EL ÚLTIMO PARTIDO DE LIGA

La Pizzería MB llegaba al Pabellón San Basilio tras haber interrumpido una racha de cinco victorias consecutivas con su derrota en Serrerías ante Maristas (56-64). Para esta jornada, Molina Basket contaba con las bajas de Ángel Villaescusa y Gorka Bueno; sin embargo, recuperaba a Fulgencio López, Javier Martínez y Jaime García, que habían faltado la semana anterior.

Por su parte, CB Myrtia, segundo en la clasificación del Grupo B, también tenía varias ausencias.

El partido arrancó muy bien para Molina Basket. Jorge Cruz dominó los minutos iniciales anotando sin fallo los nueve primeros puntos de su equipo. Edu Rodríguez de la Vega y Pablo Malia tomaron el relevo en ataque lo que, unido al trabajo en el rebote de Adrián Barroso y la dirección de Jota Meseguer y Adrián Martínez, permitió a La Pizzería MB cerrar con ventaja el primer cuarto (10-17).

La entrada en el partido de Pablo López, Juan Corrales, Fulgen y Javier Martínez no sólo mantuvo la inercia positiva Molina Basket, sino que la amplió hasta la máxima diferencia del partido (12-24). Sin embargo, Myrtia reaccionó y se acercó antes del descanso, dejando el marcador 22-28.

Tras el descanso, la igualdad fue máxima. Aunque La Pizzería MB siempre se mantenía el liderato, su ventaja oscilaba entre uno y cuatro puntos. La aportación desde el banquillo molinense de jugadores como Álvaro Gomariz fue clave para controlar las ofensivas locales. El tercer período concluyó con un igualado 38-41.

En el último cuarto, dos triples consecutivos de los murcianos forjaron un parcial de 10-2 para los locales. CB Myrtia se ponía por delante en el marcador por primera vez en el partido (48-43) a falta de seis minutos para la conclusión.

Al contrario de lo que había sucedido ante Maristas una semana antes, los cadetes de Molina Basket no se descompusieron. La Pizzería MB mantuvo la concentración y la intensidad en defensa, mientras buscaba buenas opciones en ataque. Dos tiros libres convertidos por Edu en el último minuto empataron el marcador (54-54). Capuchinos dispuso de dos opciones para llevarse el choque, pero erró sus lanzamientos y el duelo se fue a la prórroga.

DIEZ MINUTOS MÁS

El primer período extra estuvo marcado por la supremacía de las defensas frente a los ataques. El cansancio y la tensión hicieron disminuir el acierto ofensivo, haciendo que el valor de cada canasta se multiplicase. CB Myrtia arrancó la prórroga convirtiendo un triple, pero tras este lanzamiento sólo sumó dos puntos más en los siguientes minutos.

Por su parte, La Pizzería MB aprovechó la potencia física de Juan Corrales para cargar el juego en la zona de Capuchinos. Además, los cadetes de Molina Basket dispusieron de varios tiros libres para sumar, pero fallaron –casi- todos sus lanzamientos. El único acierto desde la línea de personal fue de Pablo Malia, que logró una canasta con tiro libre adicional convertido a falta de treinta segundos para igualar de nuevo el partido (59-59).

Otra vez, los locales dispusieron de la oportunidad para llevarse la victoria, pero no acertaron y se dio paso a un nuevo período extra.

En la segunda prórroga, Jorge Cruz cambió el escenario en el arranque. Dos acciones individuales dieron una ventaja a Molina Basket (60-63) que parecía definitiva a falta de poco más de dos minutos. Sin embargo, Myrtia volvió a reaccionar y retomó la delantera a falta de sesenta segundos (66-65).

La intensidad era máxima. A pesar del cansancio, ninguno de los dos equipos se rendía.

En los instantes finales, Adrián Martínez atrajo a la defensa con una penetración y dejó solo a Juan Corrales, que convirtió un tiro de media distancia. Molina Basket se ponía por delante (66-67) a falta de veinte segundos.

Por tercera vez, Myrtia tuvo en sus manos la posesión para ganar el partido y, por tercera vez, el lanzamiento decisivo no entró. Jaime García capturó el rebote y certificó el triunfo de Molina Basket con un tiro libre (66-68).

Tras cincuenta minutos tan igualados, tan competidos y tan intensos, quizás ningún equipo merecía la derrota.

Pero sólo uno de los dos podía quedarse con la victoria y fue La Pizzería MB. La sexta en los últimos siete partidos. Un premio inolvidable para una fase regular que empezó con malos resultados para los cadetes de Molina Basket y ahora parece que se les queda corta.

El jugador del Campillo Palmera MB, Javi Vázquez, ha entrado en la lista final de 12 que el combinado regional presentará en el Campeonato de España que se disputará en Zaragoza. Desde aquí le damos la enhorabuena y le deseamos la mayor de las suertes.

---------------- NOTA DE PRENSA FBRM -------------------------------

El cuerpo técnico de la selección Infantil masculina ha dado la lista definitiva de jugadores que irán al Campeonato de España. Ocho clubes de la Región estarán representados en esta selección y no hay más de dos jugadores por club, por lo que esta selección será un grupo muy heterogéneo con jugadores de perfiles muy diferentes y un solo jugador de primer año.
  

  1.  José David Marín           CB Calasparra
  2. Fernando Alabau           Marme
  3. Javier Costa                     Jairis
  4. Juan Carlos Sandoval     CB Calasparra
  5. David Romero                 CB San José de La Vega
  6. Francisco J. Rodríguez    Ucam Murcia 01
  7. Miguel Ballester              CB San José de La Vega
  8. Iago Sánchez                   Ucam Murcia 01
  9. Javier Vázquez                Molina Basket
  10. Pablo Noé Serrano         RD Yecla
  11. David García                    CB Cartagena
  12. Sergio Alcolea                 CB Cartagena

RESERVAS

  1. Pedro Oliva                      CB Myrtia (Reserva)
  2. Salva González                CB Cartagena (Reserva)
  3. Enrique Ferrer                 CB Myrtia (Reserva)

Nuevo entrenamiento de la preselección infantil masculina en su camino hacia Zaragoza, donde a principios de Abril disputará el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas
Entrenamiento desarrollado en el Pabellón Municipal Campoamor de Alcantarilla que durante dos horas y desde las 17,30 horas desarrollaron una nueva sesión en la que se quedó definida la selección definitiva, salvo problemas de última hora de tipo lesión o enfermedad.

El Junior’98 de Molina Basket logró una brillante victoria en cancha de AD Infante’98. A pesar de la amplitud del resultado final (37-56), el marcador estuvo igualado la mayor parte del partido.

El Urb. La Alcayna MB llegaba al encuentro tras haber logrado un rotundo triunfo contra UBA Archena (65-45), aunque con las ausencias de Kiko Gálvez y David Gómez –que había sido el máximo anotador molinense en la jornada anterior-. Completó la expedición de Molina Basket el jugador cadete Pablo Malia, de La Pizzería MB.

El choque empezó mal para Molina Basket. Fallos de concentración en defensa y mucha precipitación en ataque del Urb. La Alcayna MB acarrearon un parcial inicial de 10-0 para los locales. Una canasta de Luis Molina interrumpió la mala racha de Molina Basket.

La recuperación del trabajo colectivo de los molinenses permitió restablecer el equilibrio en el marcador. La concentración defensiva resultó clave para dificultar la circulación de balón de Infante y asegurar el rebote. En ataque, la aportación de Pablo Serrano y Sarabia aumentó el dinamismo ofensivo. Una canasta de Pedro Mateo situó a Molina Basket delante en el marcador justo antes del descanso (16-17).

En la reanudación, el Urb. La Alcayna MB ofreció una espléndida demostración de juego en conjunto. El trabajo en defensa fue tan intenso que mantuvo a los locales muchos minutos sin anotar, propiciando un parcial acumulado de 0-19 entre el final del segundo cuarto y la final del tercero.

Fue decisiva la labor de intimidación de Juan Carlos Murcia, que dominó ambas zonas acumulando 14 rebotes y 7 tapones. También destacó el excepcional trabajo de los jugadores exteriores del quinteto inicial en el rebote. Un total de 25 rebotes -14 de ellos ofensivos- capturaron entre Ángel Buitrago (8), Paco Ruiz (9) y Jorge Romero (8).

Aunque el duelo se ponía de cara para Molina Basket, AD Infante reaccionó gracias a un par de robos y un triple que dejaron el resultado 25-35 al final del tercer cuarto. Los locales se acercaron en el marcador en el arranque el último período, pero un lanzamiento exterior de Pablo Fernández devolvió a los molinenses una ventaja de diez puntos.

A partir de ese momento, el Urb. La Alcayna MB controló el ritmo de partido. Intensos en defensa y pacientes en ataque, los Junior’98 de Molina Basket apenas permitieron canastas en juego a sus rivales y encontraron buenas posiciones ofensivas de lanzamiento. La dirección de Buitrago y dos triples consecutivos de Sarabia abrieron una brecha definitiva (33-49) decantando el duelo.

En los minutos finales, el Urb. La Alcayna MB no se descompuso. Antonio Mateo y Pablo Malia mantuvieron el control del rebote, mientras que en ataque el equipo sumaba con un eficaz juego colectivo.

El 37-56 final fue un justo premio para el brillante trabajo del equipo Junior’98 de Molina Basket.

Tras haber ganado sólo dos partidos en la primera vuelta, ya son cinco los triunfos consecutivos que acumula La Pizzería MB. En estas últimas semanas, los jugadores del Cadete de Molina Basket han conseguido algo incluso más importante que las victorias: demostrar (sobre todo, a ellos mismos) que son capaces de competir contra los rivales que los habían superado con claridad hace unos meses.

En esta racha triunfal, La Pizzería MB se ha llevado partidos de todo tipo: fáciles, difíciles… y hasta los que parecían imposibles. Como el último en Canteras.

Lo sencillo sería decir que La Pizzería MB se impuso a Estudiantes de Cartagena por 55-57 en un partido emocionante, trepidante, impresionante,... Pero daría igual el adjetivo que se utilizase: se quedaría corto.

Los últimos nueve minutos del duelo en Canteras fueron un espectáculo inefable: un parcial de 3-23 de La Pizzería MB sirvió para remontar un partido que cualquier equipo habría dado por perdido. Cualquiera, menos el Cadete de Molina Basket.

INICIO DE PARTIDO

Se esperaba un encuentro igualado. Ambos equipos estaban empatados en la clasificación antes del choque, aunque con tendencias diferentes: mientras Estudiantes de Cartagena llevaba una racha negativa de resultados, La Pizzería MB encadenaba su mejor serie de victorias de la temporada.

Las malas noticias para Molina Basket eran las ausencias, ya que se presentaba en el Pabellón de Canteras con tres bajas importantes: Jota Meseguer, Javi Martínez y Ángel Villaescusa.

El duelo empezó muy igualado. En los dos primeros cuartos, la ventaja nunca fue mayor de cuatro puntos para ningún equipo y hubo hasta diez alternancias en el liderato del marcador. A pesar de los esfuerzos de algunos jugadores, como Fulgencio López, Molina Basket no conseguía controlar el ritmo; el partido alternaba secuencias de acierto con otras fases de imprecisiones constantes. Así, los molinenses perdieron 15 balones antes del descanso.

Con Jorge Cruz y Pablo Malia más desacertados de lo habitual, fueron Adrián Barroso, Gorka Bueno y, sobre todo, Juan Corrales quienes asumieron más protagonismo ofensivo en los dos primeros cuartos.

El segundo período se cerró con un ajustado 23-26 a favor de La Pizzería MB.

LA CRISIS DEL TERCER CUARTO

Nada funcionó tras el descanso. De manera casi inexplicable, todo el mecanismo del Cadete de Molina Basket se gripó. Los despistes en defensa se alternaban con ataques precipitados y pérdidas de balón. Además, Pablo Malia y Juan Corrales cometieron faltas rápidamente y ambos tuvieron que ir al banquillo con cuatro personales a mitad del tercer cuarto.

Sin Malia ni Corrales en el juego interior (que venían promediando de manera combinada más de 30 puntos y 25 rebotes en las jornadas anteriores) y varios jugadores descentrados, tampoco llegaron soluciones desde el banquillo, que además lastró al equipo con una falta técnica en el momento más crítico del grupo a nivel anímico de los últimos meses.

En esta espiral descendente, ni el cambio a una defensa zonal surtió el efecto deseado para los molinenses, que recibieron tres triples casi consecutivos de los locales.

Una canasta de Adrián Martínez, otra de Edu Rodríguez de la Vega y varios tiros libres aislados fueron el pobre bagaje de La Pizzería MB en una fase para olvidar. Estudiantes de Cartagena aprovechó el desconcierto para realizar un parcial de 26-8 y dar la vuelta al partido.

LOS ÚLTIMOS MINUTOS

El cuarto período empezó con una pérdida de balón de Molina Basket y otro triple de Estudiantes de Cartagena. A falta de nueve minutos para el final, el marcador reflejaba un contundente 52-34 para los locales. Entonces el duelo dio un giro inesperado.

Los problemas de faltas personales obligaron a rearmar el equipo. Fue el momento de Jaime García, Álvaro Gomariz y Pablo López, que cerraron la zona molinense ante los ataques rivales y pelearon cada rebote.

Con un quinteto atípico en pista y todo en contra, fue Edu Rodríguez de la Vega fue el primero en dar un paso adelante. A pesar de luchar en inferioridad física ante los interiores cartageneros, en el último cuarto el jugador de Molina Basket capturó una docena de rebotes –cuatro de ellos en ataque-, recibió varias faltas personales, recuperó balones imposibles y sumó diez puntos sin fallo en lanzamientos de campo. Su actuación fue una extraordinaria demostración de fe que arrastró a todos sus compañeros.

Y en Canteras no había ningún sistema defensivo que pudiese detener aquello. El partido entró en una dinámica radicalmente diferente. Estudiantes agotaba posesiones sin encontrar buenas opciones de tiro, mientras que alternaba propuestas defensivas sin éxito. La Pizzería MB se acercaba en el marcador de manera lenta, pero inexorable.

Gorka Bueno y Adrián Martínez también colaboraron aportando una extraordinaria intensidad defensiva y un gran dinamismo en ataque, sumando 11 asistencias entre ambos. Malia y Corrales también volvieron a la cancha, aunque fueron pocos los minutos que estuvieron en pista por los problemas de personales. No obstante, su presencia aportó seguridad defensiva y contribuyó a mantener a Estudiantes de Cartagena muchos minutos sin anotar.

Jorge Cruz, desquiciado en muchas fases del encuentro, reapareció en el momento decisivo. En los últimos cinco minutos dejó en Canteras otra actuación para el recuerdo: anotó 11 puntos en la recta final y, lo más importante, fue capaz para controlar el ritmo vertiginoso del partido y guiar a su equipo en la remontada.

En ataque, Molina Basket interpretó libremente su sistema de juego, logrando un particular equilibrio entre la anarquía y la armonía, entre el caos y la fluidez. Los primeros en creer en la remontada fueron los jugadores de La Pizzería MB, pero pronto convencieron a los numerosos familiares y amigos que se habían trasladado hasta Canteras.

En este trance se produjo un arrollador parcial de 1-19. Ya nadie dudaba de que la remontada era posible.

Una canasta de Edu puso el empate (53-53) a falta de un minuto y medio. Estudiantes falló de nuevo en su ataque y Molina Basket dispuso de un balón para ponerse por delante. Parecía que todo estaba hecho para los molinenses, pero el partido se había convertido en una montaña rusa y aún reservaba emociones más fuertes.

Con un minuto por jugar y todo a favor, La Pizzería MB perdió el balón y Estudiantes logró su única canasta en juego en esta fase en un sencillo contraataque (55-53). Con dos abajo en el marcador, Molina Basket anotó rápidamente, restableciendo el empate a falta de cuarenta segundos (55-55). Los de Cartagena fallaron en su ataque y no aprovecharon su oportunidad de recuperar el liderato; sí lo hicieron los cadetes molinenses gracias a un tiro libre anotado por Jorge Cruz a veinte segundos para el final (55-56).

En la última posesión, Estudiantes dispuso de un lanzamiento para ganar, pero no entró. Edu capturó el rebote decisivo y certificó con un tiro libre final una remontada inolvidable.

55-57 fue el marcador de un partido para el recuerdo. Y no sólo por el triunfo de Molina Basket, sino por el ejemplo ofrecido por todos los jugadores de La Pizzería MB, que lucharon hasta el final por una victoria que para los demás parecía imposible.

 

 
Tras dos victorias ajustadas y de juego poco vistoso frente a Basket Calasparra (+2) y C.B. Molina (+6), los preinfantiles del MB volvieron a ofrecer su mejor cara y se impusieron con comodidad a Coberseguros CMV Caridad EBS por 48-72.
 
Los del Bar Julio MB siguen dando pasitos para afianzarse dentro de las 4 primeras plazas de la liga regular que los lleve a la Final a 4, novedad este año en la liga Preinfantil.

A continuación os dejamos con 3 enlaces a álbums de los partidos que nuestros equipos disputaron el pasado sábado 28 de Febrero por la mañana en el Pabellón Serrerías:

INFANTIL MASCULINO CAMPILLO PALMERA vs CB JAIRIS (Álbum de fotos)

ALEVÍN FEMENINO FISIO IG. MARTÍNEZ vs. ESTUDIANTES CARTAGENA (Álbum de fotos)

ALEVÍN'04 MASC. BAR EL LINDE vs. FUENTE ÁLAMO (Álbum de fotos)

Después de una jornada de descanso obligado debido al aplazamiento del derby molinense, nuestro Gran Muralla MB afrontaba en la tarde del domingo 1 de Marzo la visita a la siempre complicada cancha del Mazarrón Basket.

Tras unas semanas complicadas en cuanto al tema de lesiones, Diego pudo contar por fin con su equipo casi al completo, teniendo en cuenta la baja indefinida de Álvaro Espasa.

El partido comenzó con un ritmo de juego rápido pero impreciso, ninguno de los dos equipos cogía las riendas del partido , pero los nuestros acusaron las excesivas pérdidas de balón y los fallos de canastas teóricamente fáciles. Con todo ello y a pesar del mal nivel de juego, se llegó al final del primer cuarto con un 15-9, una desventaja que este equipo podía levantar.

Sin embargo a los pocos minutos del inicio del segundo cuarto, el equipo de Diego volvió a sufrir el mismo drama de casi todas las semanas de esta temporada, una nueva lesión, esta vez la de Iván Gómez, que con un esguince de tobillo tuvo que abandonar el partido.

Los jugadores molinenses seguían sin encontrarse, sin intensidad ni en ataque ni en defensa, y sobre todo, sin concentración, con lo que se llegó al descanso con un 27-19, resultado que demostraba la calidad que hasta ese momento tenía el partido.

Tras el paso por vestuarios se pudo ver lo que realmente puede dar este equipo, la intensidad defensiva aumentó y eso se vio traducido en robos de balón y transiciones rápidas, llegando a tomar el mando del partido en el tercer cuarto (35-38), aún así el 3er cuarto terminó con un 44-40 que aunque daba la victoria momentánea a Mazarrón, dio al equipo toda la moral del mundo por el gran trabajo realizado en el tercer período.

El último cuarto del partido siguió con la misma actitud por parte de los nuestros , con 3 arriba en el marcador a falta de dos minutos para la conclusión Pedro tuvo una contra para rematar el partido, pero no pudo acabar en canasta.

Los últimos segundos del tiempo reglamentario fueron de infarto, con 56-58 en el marcador, Mazarrón coge un rebote ofensivo y el nº13 provoca un 2+1 anotando una canasta a falta de 4" con el posterior tiro adicional para ganar el partido. Sin embargo, erraría el tiro y tras un último saque de banda de Molina nos iríamos con 58-58 a la prórroga.

Los últimos 5 minutos del partido no pudieron comenzar mejor para nuestros intereses, dos triples consecutivos de Edu Hernández ponían el 58-64 con 03:30 minutos por jugarse. Cuando todo parecía de cara para nosotros, un parcial de 9-0 de Mazarrón hizo presagiar que la victoria no se vendría a Molina.

A pesar del golpe psicológico de este parcial , un robo y una entrada en contraataque de Mendi puso el 67-66, y tras el saque de fondo de esta entrada, Mendi volvió a robar una bola decisiva en el centro del campo, tras la que sufriría una falta, provocando dos tiros libres, de los que convertiría uno, poniendo el 67-67 en el marcador.

Finalmente y tras una serie de imprecisiones de ambos equipos, tuvimos la última bola del partido con 20 segundos por jugarse. La jugada comenzó con una entrada que acabaría con un tapón en contra de Edu, pero por suerte éste recuperó el rechace, y Pedroje consiguió lanzar un triple cómodo con 10 segundos por jugarse , el triple no entró pero David consiguió un rebote casi imposible, volvió a salir hacia la línea de 6.75 y abrió la bola a lado contrario para que Edu Hernández con un triple de 9 metros y sobre la bocina pusiera el 67-70 en el electrónico y diese la victoria a los nuestros (ver vídeo).

 

 

Segundo partido y cambio de rumbo y sensaciones con respecto a nuestro debut contra UCAM. Esta vez el partido estuvo más igualado y no hubo una superioridad física por parte de ningún equipo, lo cual  permitió jugar al baloncesto y demostrar esas poquitas cosas que el equipo empieza a saber hacer.

La primera mitad del encuentro fue claramente nuestro mejor momento, donde el Molina Basket dominó el partido en juego y anotación; algo que costo mucho más tras el descanso, donde parecía que ya no iba a entrar ninguna canasta más, por no hablar del gran número de balones perdidos. Aún así el partido se mantuvo bajo control y entre todos los jugadores lograron ganar el encuentro.

Pero sin duda, más allá de la victoria,  lo más importante fue que nuestros pequeños jugadores pudieron disfrutar del partido, jugando en equipo, aprendiendo y divirtiéndose y quedando deseosos de volver a jugar su próximo partido, construyendo esa maravillosa experiencia de sentirse jugador de un equipo de baloncesto.

ALBUM DE FOTOS